Drive Clean Texas

Compartir

Twitter Facebook
Menu
Content begins here

SU CAPACIDAD DE ARRANCAR, DETENERSE Y GIRAR DEPENDE DE LA CONDICIÓN DE LAS LLANTAS QUE TIENE DEBAJO.

Busque la presión correcta de las llantas de su vehículo

Busque la calcomanía con la presión de las llantas dentro de la puerta del conductor o en la guantera. Si no está allí, busque en el manual del propietario. Los números que se indican al costado de la llanta no se deben usar cuando se está inflando. Esos números son la presión máxima que puede contener la llanta, no la presión correcta para el vehículo.

Revise la presión de aire de las llantas

Compre un medidor de la presión y manténgalo en el vehículo. Mantener la presión correcta de las llantas puede ahorrarle dinero al reducir lo que gasta en combustible y extender la vida de sus llantas.

Revise la presión de las llantas después de que el vehículo haya estado parado por varias horas y las llantas estén frías. ¿Por qué? Cuando las llantas ruedan, la fricción entre ellas y la carretera generan calor, lo que puede aumentar la presión de las llantas y darle una lectura incorrecta.

Compra de llantas

Invertir en llantas de buena calidad es una manera sencilla de mejorar el rendimiento de su vehículo. Las llantas de calidad duran más, se manejan con mayor suavidad y proveen una tracción sólida.

Es posible que todas las llantas le parezcan iguales, pero no lo son. Vienen en una variedad de tamaño, construcciones, diseños de banda de rodadura, clasificaciones de velocidad y capacidades de carga. Compre llantas diseñadas para desempeñarse mejor con su vehículo y manejar en las condiciones en las que se encuentre. Las llantas que sirven para todo tipo de clima y estación son una buena opción.

Use llantas en buen estado

A medida que las llantas se van desgastando, pierden tracción, especialmente en las calles mojadas en las que las llantas gastadas pueden planear. Las llantas desgastadas también tienen mayores probabilidades de pincharse, romperse o deslizarse. Manejar con las llantas desgastadas no solo es peligroso, sino que es ilegal. El estado de Texas requiere que la profundidad de la banda de rodadura de una llanta sea de al menos 1/16 de pulgada.

Esta es una manera sencilla de garantizar la profundidad correcta de la banda de rodadura: coloque una moneda de un centavo en las ranuras de la rodadura. Si parte de la cabeza de Lincoln está consistentemente cubierta por la rodadura, queda más de 1/16” de profundidad de la banda de rodadura. Dele vuelta a la moneda. Si la parte superior del monumento de Lincoln está siempre cubierta por la rodadura, queda más de 3/16” de profundidad de la banda de rodadura. Continúe la prueba insertando la moneda en espacios de 15” alrededor de la llanta para determinar si el desgaste es disparejo.

Revise con regularidad la profundidad de la banda de rodadura de sus llantas. También busque protuberancias, cortes, objetos filosos, rajas y desgaste disparejo. No posponga el reemplazo de las llantas desgastadas o dañadas.

Mantenga las llantas alineadas

Las llantas deben estar balanceadas y alineadas correctamente. A medida que el sistema de suspensión de su vehículo se desgasta, va perdiendo el balance. Haga que le balanceen y roten las llantas, inspeccionen los amortiguadores y revisen la alineación de la suspensión.